Para qué escribo

11 dic. 2017

Tengo este blog hace más de 2 años. Y muchas, muchísimas veces me preguntan para qué escribo.
En principio escribo porque puedo, porque quiero, porque necesito hacerlo.
Porque me resulta sanador, me alivia, me ordena y me descomprime el pecho.

Y también escribo para saber dónde estoy y dónde estaba.

Escribo porque es una forma de sostener mi vida y la de mi hijo.

Escribo porque si no escribo enloquezco.

Y hace un tiempo, siento que escribo no sólo para mí sino para los padres primerizos.

Para esos que recién saben la noticia que no querían saber.


Para los que me escriben llorando, sabiendo que lloro con ellos y que lloré tanto cuando estaba en esos lugares tan oscuros.


El principio es muy duro. Muy complejo. Aterrador.


Escribo porque escribiendo logré que muchas manos me sostuvieran.


Escribo para sostenerlos ahora.


Escribo para que quedemos unidos en un eterno abrazo contenedor. Un abrazo donde descansar para recuperar fuerza, para sentir calor, presencia, cercanía.


Escribo porque sin ustedes, todos ustedes que están ahí, no tendría ni fuerzas para escribir.

1 comentario:

  1. Hola Cintia, soy padre de un niño de 2 años y 8 meses con TEA, llegué al blog por casualidad y comencé a leer algunas de las entradas con las que mas me identifico, la verdad que me encontré en tus palabras de una manera que yo mismo no puedo describir. Mas aún, a través de tus relatos pude sentir todas las emociones, sensaciones, nervios, desbordes y un largo etc por los que atraviesa mi mujer a lo largo de las 24 horas del día los 7 días de la semana, pude meterme dentro de todas esas sensaciones.
    A veces poner en palabras la situación en la que nos encontramos es muy difícil y creo que vos tenes un don especial para describirlas, gracias por compartir y abrir al mundo todas las experiencias y vivencias, es bueno que padres o no padres sin TEAS en sus vidas puedan aprender y conocer mas sobre esta condición. Te deseo lo mejor para este camino que nos toca transitar.
    Un fuerte abrazo, Martin.

    ResponderEliminar

© La Aventura Diferente Maira Gall.