¿Qué nos piden a las madres?

3 dic. 2018

Fortaleza

Para poder sobrellevar una escena cotidiana fuera de lo esperado.

Sabiduría

Para tomar las decisiones correctas. Para acertar en los vaivenes de nuestros días. Para que todo siga andando y nada se detenga.

Templanza

Para soportar lo insoportable. Para sostener lo insostenible. Para no sucumbir ante las dificultades.

Organización

Para no dejar pasar detalles fundamentales. Para cumplir con todo lo que debo, dejando de lado la noción de lo que puedo.

Cordura

Para vivir estoicamente una realidad llena de locura.

Paciencia

Para no perder la cabeza. Para no perder el control. Para no dejarme llevar por los impulsos.

Autocontrol

Para no largar todo y mandarme a mudar cuando mi hijo explota y desata su desesperación muda.

Suspicacia

Para poder distinguir el tenor de las emociones, lo que está provocado por una condición y lo que es natural que suceda.

Autenticidad

Para seguir diciendo lo que siento sin tapujos.

Esperanza

Para sostener el presente esperando un futuro mejor.

Imaginación

Para poder sortear cada obstáculo, cada NO, cada traba, cada dificultad, cada acto desesperado.

Alegría

Para no olvidar que debo festejar cada avance y recordar todo el tiempo dónde estábamos y dónde estamos.

Entereza

Para aprender a ver lo bueno de lo malo, lo sencillo de lo complicado, lo positivo de lo negativo, la abundancia dentro de la falta.

Agradecimiento

Porque siempre podría haber sido peor.

Atención

Porque no debo permitir que se me escapen los detalles para poder orientar, guiar, asistir y acompañar a mi hijo en su camino.

Sentido de la realidad

Para aprender a distinguir la diferencia entre responsabilidad y culpa.





Sospecho que nos están pidiendo demasiado.


1 comentario:

© La Aventura Diferente Maira Gall.