Las madres solas

13 nov. 2017

Antes de saber el diagnóstico de Lautaro, a la vista de todos yo era una madre como cualquiera: un desastre.

Hacía las cosas lo suficientemente mal como para que ese niño nacido a las 39 semanas de ser gestado no parara de llorar. Sólo se calmara en mis brazos. No quisiera la teta. Gritara como un chancho pisoteado cuando le cambiaba los pañales.

A medida que crecía todo seguía igual. Odiaba la plaza, a la gente, no comía, casi no dormía y su desacertada madre era un auténtico escracho.

Entonces llegó el diagnóstico y con eso mi salvación: esta pobre madre dejó de ser el demonio mismo para transformarse en una sufrida santa.


Ya no hacía nada mal. HACÍA TODO DEMASIADO BIEN, POBRECITA DE MÍ.


Las madres con hijos discapacitados siempre nos quejamos de que a nuestros niños los discriminan. Llamarlos angelitos, especiales, seres de luz y pobrecitos también es discriminar.

Pero nunca hablamos de lo que dicen de nosotras. Porque su discapacidad nos ha puesto a salvo.

Lamento decirles que mi vida es muy difícil con Lautaro, sí. Y soy una madre imperfecta.

Tomo malas decisiones, tengo miedo, muchas veces no sé qué hacer, digo cosas exageradas como "tené cuidado que si te caés de la sillita se te va a romper la cabeza en mil pedazos", transpiro, me enfermo, tengo el pelo descuidado y voy haciendo lo que puedo.


No soy una heroína. Todo me cuesta un huevo.


Si fuera un superhéroe, de esos que arreglan todo solos, que logran detener el tiempo o las balas. Si arreglara todo abriendo y cerrando los ojos o con una varita mágica no necesitaría de nadie.

Y yo necesito de mucha gente.


Ser madre de Lautaro me ha puesto en desventaja. Necesito más paciencia, más indulgencia, más abrazos.


Si fuese una supermamá me ponen lejos de ustedes y muy cerca de la soledad. Y la soledad es enloquecedora.


No nos dejen solas ni se queden lejos. No mordemos, estamos cansadas. Acérquense un poco más.


Los necesitamos.

7 comentarios:

  1. Mirá si te entiendo q mi blog se llama mamaimperfecta 😊

    ResponderEliminar
  2. Que ganas de esta cerca para darte un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo recibo aunque sea a la distancia ;)))))))))))))

      Eliminar
  3. Hola Cinthia. Leer tu blog me tranquiliza un poco. Me siento tan sola. Mi hijo que casi tiene 3 años tiene trastorno del lenguaje y estoy empezando con un montón de estudios y me desespero. Lloro sola. Espero poder ayudarlo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podés ayudarlo. Lo estás haciendo. Sólo no te olvides de vos. Beso grande.

      Eliminar
  4. Hola Cinthia. Leer tu blog me tranquiliza un poco. Me siento tan sola. Mi hijo que casi tiene 3 años tiene trastorno del lenguaje y estoy empezando con un montón de estudios y me desespero. Lloro sola. Espero poder ayudarlo. Saludos.

    ResponderEliminar

© La Aventura Diferente Maira Gall.