Pero el autismo ¿QUÉ ES?

10 ago. 2015

Primero quiero aclarar que cosa NO es el autismo: NO es una enfermedad. Es una CONDICIÓN, un TRASTORNO del desarrollo.  Y no tiene cura. Puede mejorarse, puede “notarse más o menos” pero no existe la cura como tal.

Aquí hay un gráfico bastante claro que saqué de www.mirame.org que me parece muy ilustrativo y sencillo de entender:



-“No entiendo por qué decís que Lautaro es autista, porque no se le nota”

Recibo varios comentarios de este tipo. Pues bien… la verdad es que sí se le nota y mucho. Pero este trastorno no produce alteraciones en los rasgos.  En Lautaro, como en todas las personas con autismo, lo que se altera es el desarrollo: madurativo, conductual, de relación con el mundo que lo rodea.

-¿Y qué hacemos?

De todo.
Hacemos de todo. Para él y para nosotros.
Por lo pronto, aquí estamos: de pie frente a nuestro hijo, ayudándolo en todo lo que está a nuestro alcance y facilitándole todo lo que está necesitando.
Lo hago desde que nació y lo haré hasta el día de mi muerte.
Una discapacidad hace que el ecosistema emocional de una familia explote por el aire. Derrumba todo. Destruye todo. Es inclemente. Asusta. Horroriza. Devasta.

Ese estado es real, cierto y palpable. Pero no puede durar para siempre. En determinado momento hay que mantenerlo a raya. Con esa sensación de derrumbe, nada puede construirse.
Y también… las emociones son dinámicas. No existe sentir algo y luego sepultarlo para siempre.  Las emociones van y vuelven. Cientos de veces. Y cada vez que vuelven, tienen un tono diferente.

Mi psicóloga, Xime, siempre dice que los padres reparamos en los hijos. Me encanta esa idea.
Pero ellos no deben reparar nada. Ese es nuestro trabajo. Nosotros reparamos. O nos reparamos. Ellos vienen a vivir su propia historia. A saldar sus propias deudas. No las nuestras.

Lautaro no está eximido de vivir su vida. No está a salvo de cosas que debe vivir. Él nació con una determinada condición. Pero su persona no está determinada sólo por esa condición. Como todo el mundo, uno está determinado por muchas cosas.
La realidad es dinámica. El deberá aprender a integrar su condición a su persona. A sus posiblidades. A su vida.

Para eso lo sostengo. Para eso lo crío. Por eso lo ayudo. El no me tiene que ayudar a mí ni sostenerme a mí. Ese es mi trabajo. Lo que yo tengo para aprender de esta experiencia es mío. Es mi camino. Caminamos juntos pero cada uno tiene que entender lo que le toca. Voy a estar junto a él cada vez que lo necesite. Así como todas las personas que lo quieran acompañar. Y todas las personas a las que él vino a acompañar.

El día que nació, cuando el obstetra lo sacó de mí, me lo acercaron para que lo besara. Y no lo besé: lo olí. Era animal. Carnal. Intenso y profundo.

Así es la vida. Animal, carnal, intensa y profunda.
Y Lautaro tiene que vivirla. Tiene que ser el mejor hombre que pueda ser. Le di vida para que pudiera vivirla.

Hay que vivir. Es nuestra obligación. Y nuestro derecho.

14 comentarios:

  1. Guau... hermoso. Hermosa madre, hermoso hijo.

    ResponderEliminar
  2. Vos sos intensamente maravillosa. No escondes, hablas, nos enseñas. Este blog es un canal perfecto para q aprendamos sobre autismo, para q desahogues y para q juntos podamos transitar este camino de estar de la mejor manera q podamos para ustedes y Lauti. Te quiero te quiero te quiero !

    ResponderEliminar
  3. La mente y el alma van juntas de la mano y ambas se sostienen. Como vos decís una a la otra se vienen a reparar en cada individuo, si obvio no podemos dejar de afectar al otro. Y vos y Lauti se van a hacer juntos. Vos no SOS la misma sin el y él no es el mismo Lauti sin vos. Yo creo "fuerte" que cada alma viene a elegir en esta tierra a quien acompañar y teñir su vida. Sin dudas ustedes son un gran equipo y juntos van a hacer de sus mundos un lugar increíble lleno de amor. Las discapacidades tienen mala prensa pero estoy convencida que ponen en stop muchas cosas que son "normales" que apestan. Te quiero Cin! Y te aplaudo mucho!!! Abrazo. Eri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Eri! Qué alegría encontrarte... Te quiero.

      Eliminar
  4. Me hiciste emocionar mucho. Admiro tu mirada de la vida. Que suerte tiene Lauti de tenerte como mamá ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Vero... Qué linda sos! Tantas gracias por leer. Tantas :)

      Eliminar
  5. Vos decís que tenés mucho que aprender pero tenés tanto para enseñar.... no sabés cuánto!
    Te quiero montones ;)

    ResponderEliminar
  6. qué privilegio acompañarte, tenerte cerca, verte crecer, aprender juntas,
    sos una gran mujer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte reencontrarte. Este camino no sería lo mismo sin vos.

      Eliminar
  7. Conmovedor, profundo, sutil, fuerte, vibrante.
    AMOR
    Guau!!!!!
    Te admiro.

    ResponderEliminar

© La Aventura Diferente Maira Gall.